Primer día de la COL de las Américas: “ser iglesias luteranas en misión hoy”

Primer día de la COL de las Américas: “ser iglesias luteranas en misión hoy”
2 de junho de 2021 InS Comunicação

La COL de las Américas se celebró de forma virtual. Imagen ilustrativa. Foto: Eugenio Albrecht/FLM

GINEBRA (LWI) Este miércoles 2 de junio se realizó la primera jornada de la Conferencia de Liderazgo de las regiones América Latina y el Caribe y Norteamérica de la Federación Luterana Mundial (IERP), conocida como la COL de las Américas. El espacio convocó a casi sesenta personas que forman parte del liderazgo de las iglesias, así como autoridades, invitados y personas que trabajan en organismos vinculados a la FLM. Las y los participantes tuvieron la oportunidad de reflexionar en grupos y en plenario sobre “ser iglesias luteranas en misión hoy”, arrojando conclusiones y dejando preguntas para seguir reflexionando en cada uno de los contextos.

La reunión que fue celebrada en español e inglés con traducción simultánea, fue abierta por la Rev. Sonia Skupch, Secretaria para América Latina y el Caribe y Norteamérica de la FLM, que dio la bienvenida a los y las participantes de los diversos países y regiones, considerando la inmensa alegría y honor que le significa acompañar a las iglesias en la construcción de vínculos y en sus vínculos con la propia FLM. En segundo término, el Moderador de la COL Rev Roberto Trejo de la Iglesia Luterana Mexicana (ILM), en el mismo sentido, consideró un privilegio poder reunirse en el contexto de dificultad que atraviesa el mundo actualmente.

El devocional de apertura, a cargo de la Rev. Izani Bruch y del Rev. Alexis Salgado, Obispa y Obispo de la Iglesia Evangélica Luterana en Chile (IELCH) e Iglesia Luterana en Chile (IELCH), respectivamente; abordaron el texto de Efesios 2, 14 “Porque él es nuestra paz. De dos pueblos hizo uno solo, al derribar el muro que los separaba”. Al analizar, destacaron que también en la actualidad hay muros de segregación y de discriminación, frente a los cuales las iglesias deben tener un mensaje de paz y de justicia.

Participó de la reunión el Rev. Martín Junge, Secretario General de la FLM, que hizo referencia al lema de la próxima Asamblea de la FLM, destacando que “Un cuerpo, un espíritu y una esperanza”, forma parte de un espacio de reflexión y de trabajo de toda la comunión de iglesias. Sobre la COL dijo “Veo rostros que he visto otras veces y me alegro, pero también veo rostros nuevos, lo cual me da esperanza, porque el liderazgo se renueva”, manifestó en tanto consideró el encuentro como “una esperanza más allá de la pandemia”, ya que permite encuentros por sobre las actuales barreras. Además, relató que desde las oficinas de la comunión vienen acompañando a las iglesias a través de respuestas rápidas a la pandemia.

“Nos preocupa el aumento del autoritarismo y más aún cuando está ligado al patriarcalismo”, así como “el racismo y la violencia”, entre otros aspectos que detalló Junge, puntualizando que siguen con preocupación lo que sucede en la región, en este momento especialmente lo que respecta a la violencia en Colombia, Brasil y otros países. Finalmente consideró que las iglesias luteranas tienen el llamado de proclamar las buenas nuevas en mundo difícil. Agradeció al liderazgo por sostener el testimonio en un contexto complejo. “Estamos viviendo cambios muy profundos y la iglesia no está en juego, sino las formas de ser iglesias y las metodologías de acercar este mensaje de amor, justicia y compasión”, concluyó.

Para lanzar el espacio de trabajo, el Rev. Roberto Trejo presentó un video en el que abordó tres ejes temáticos respecto de las tareas de las iglesias durante este tiempo para “ser iglesias luteranas en misión hoy”: Violencia de Genero, impacto del covid y la crisis de desinformación  y la polarización social y religiosa (fundamentalismo religioso). Luego de un análisis en grupos formados de forma heterogénea, algunas de las conclusiones señalaron que hay aspectos en los cuales las iglesias se fortalecieron durante este tiempo, tales como el cuidado de la creación, la toma de la voz profética como tema de incidencia pública, pero a la vez alertaron sobre las maneras en que las lecturas fundamentalista inciden en lo que se intenta construir desde la identidad luterana. Además, fueron valoradas las nuevas lecturas bíblicas, así como las temáticas sociales, de justicia y el rol de la diaconía. Entre tanto, quedó en claro que algunas de las preocupaciones radican en los discursos de odio en las redes sociales, la falta de tecnología, la forma de responder a la incertidumbre con alimentos y acompañamiento pastoral aun respecto de quienes no tienen tecnología; la justicia de género en base a la violencia que se presentó desde el covid, la salud mental, la forma de lidiar con la realidad de odio hacia diferentes grupos de personas, así como la polarización que a veces es difícil de ser tratado por las iglesias locales, fueron algunos de los varios temas apuntados. De todas maneras, detallaron que es necesario “continuar creciendo juntos y lidiando con nuestras métricas”, “desarrollando y capacitando, cuidándonos y resistiendo proféticamente”, tal como relataron dos de los grupos.

En el último bloque de trabajo, la Rev. Karla Steilmann y Cheryl Philip presentaron en español e inglés la estrategia 2019 – 2024 “Con pasión por la iglesia y por el mundo”, que plantea líneas de trabajo para las iglesias y para la propia FLM en los próximos años. En ese sentido, los grupos volvieron a trabajar analizando sobre las dos prioridades, en tanto apoyar la presencia y el testimonio de las iglesias en el mundo y promover la dignidad humana, la justicia y la paz. Analizaron que la iglesia está ganando terreno en la inclusión, diversidad, justicia de género, acompañando migrantes y siendo hospitalarias. Se está redescubriendo lo que es ser luteranos y luteranos, aprendiendo a ser iglesias virtuales, en los liderazgos juveniles y el empoderamiento de mujeres. Además, remarcaron el compromiso de personas para expandir la identidad, considerando muy importante hablar de Lutero en el actual contexto. Se destacó el esfuerzo en hacer diaconía y la acción para escuchar los problemas de la humanidad, así como mantener la voz en la protección del clima y la justicia de Género. Aun así surgieron preguntas, entre las cuales cómo trabajar en tiempos de pandemia, así como la necesidad de hacer denuncias de ecocidio y las esclavitudes modernas, como también las barreras que aún hay que romper, especialmente donde la tecnología no llega y es necesario un acompañamiento cercano.

En el cierre de la jornada, el joven Renato Valenga de la Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en el Brasil (IECLB) compartió una oración en la que mencionó la importancia del espacio, aun teniendo que convivir con la pandemia y las barreras que esto genera, “nos podemos poner a disposición como hijos e hijas, viviendo en las américas”. Dio gracias por la salud y las condiciones para poder participar. Recordó a quienes no pueden contar con herramientas para conectarse y entrar en comunión con los demás. Pidió que Dios ayude a vigilar y tener coraje para ser voz profética. Pidió por las situaciones donde la pandemia no da tregua y por quienes han perdido seres queridos.

Red de Comunicaciones – LAC

Skip to content